Ir al contenido principal

La Carta de la Semana (24/09/2015): "UN PUENTE BLANCO"


Si existen sociedades que pueden ser calificadas de paradigmas de sistemas políticos contrapuestos, de un capitalismo de libertades absolutizadas o de un comunismo de libertades limitadas, son EE UU y Cuba. El Papa Francisco, de igual manera que hicieron los dos pontífices anteriores, se ha hecho presente en ambos espacios sociales con la intensión de realizar una visita apostólica a las comunidades cristianas que siguen a Jesús con la dificultad que suponen ambos modos de entender la vida social. No es un viaje político, sino pastoral. Pero a nadie se le oculta la relevancia política de este viaje pastoral.

En el aeropuerto de la Habana, el pasado domingo, Francisco declaraba que estamos asistiendo al proceso de normalización de las relaciones entre dos pueblos, tras años de distanciamiento. Se trata de un signo de la victoria de “la cultura del encuentro y del diálogo”. La cultura del encuentro y del diálogo, que no es poco…

La cultura del encuentro. Porque si algo caracteriza a los seres humanos es la posibilidad de encontrarnos, de dialogar. Somos seres en los que la palabra ha supuesto un salto evolutivo en relación a la dinámica de la fuerza salvaje y la violencia defensiva frente al otro y al distinto. La estatura cultural de un pueblo no la marca la potencia económica ni los niveles de alfabetismo, sino la capacidad de convertir al otro en objeto de encuentro y diálogo. De igual forma que una persona no se conoce a sí misma sin entrar en el jardín que crece detrás del balcón de los ojos de los otros, así le ocurre a los pueblos y las sociedades. Es la diferencia evolutiva entre la manada, la tribu y la comunidad.

Una comunidad internacional debe edificarse sobre las bases de la cultura del diálogo y del encuentro. Los recelos de la historia, las cerrazones y las distancias, los bloqueos injustos y la ideologización irracional de la libertad, no pueden nunca crear puentes que nos ofrezcan espacios de comunión. La visita del Papa a Cuba y EE. UU. es un puente blanco que nos invita a todos a derribar los muros interiores tras los que se oculta nuestras tendencias irracionales. Hay mucho camino por andar; pero este paso nos acerca al final.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Carta de la Semana (8/6/2018): "MIEDO A LA TRASCENDENCIA"

Nadie debe sentirse obligado a realizar un público reconocimiento de la realidad divina si su conciencia se lo impide, por supuesto. Por ello, si D. Pedro Sánchez no considera que debe jurar el cargo, o siquiera prometerlo delante de signos religiosos, que no lo haga. No nos debe preocupar ni debemos dejar de respetar la libertad y la conciencia individual de cada una de las personas. Una sana laicidad admite esta posibilidad, y la contraria, desde el respeto a la libertad que nos garantiza a todos los españoles nuestra Constitución. Jure o prometa, lo importante es que respete el texto constitucional y sirva como presidente del Gobierno a todos los españoles, sean creyentes o no lo sean, respetando también, en su caso, nuestra libertad de conciencia y religiosa.

Lo que no debiera haber en nadie es miedo a Dios. Miedo a la trascendencia. Esa sutil sensación de que la religión no es buena, que la fe no humaniza, que la trascendencia es un impedimento a la libertad y no una verdadera pl…

La Carta de la Semana: (9/3/2018): «EL VIÑEDO DE RAQUEL»

Bienvenido todo esfuerzo por promover la equidad y la promoción de los derechos de la mujer. Bienvenido el grito feminista que busca desterrar el horroroso ocultamiento del genio femenino de la mitad de la humanidad. Mucho se ha andado en esta dirección durante los últimos siglos, pero aún queda camino por andar para que la humanidad sea un sano conjunto de hombres y mujeres libres e iguales, en el que las diferencias sean contempladas como riqueza y no como esquinas de debilidad y marginación. Dignos e iguales, dignos y diferentes. Bienvenido todo esfuerzo por conquistar la igualdad de derechos de todos los seres humanos.

No todo feminismo busca la promoción de la mujer. Es curioso que podamos decir esto. Hay feminismo a que olvidan aspectos fundamentales de la mujer y que, al negarlos, en lugar de libertad y bien siembran esclavitud y mal. Hay realidad vinculadas esencialmente a la mujer que no son promovidas, sino enterradas cultural y políticamente en muchos estados. Hará falta ge…

La Carta de la Semana (04/05/2018): "CANTIDAD Y CALIDAD"

En la reflexión Bioética en torno al final de la vida y los cuidados paliativos se suele utilizar aquel axioma que dice "no se trata de dar más años a la vida, sino más vida a los años". Porque en ocasiones le damos mucha importancia a la cantidad, pero a la postre la cantidad siempre es limitada. Lo que verdaderamente satisface nuestra vida es la calidad de los años vividos. Los números, por muchos que sean, siempre terminan, siempre son escasos. El el sabor con el que hemos vivido cada día de nuestra vida. Es la calidad, es la calidez...
Hemos contemplado esta pasada semana la memoria judicial de un gesto de la fiesta de San Fermín de hace dos años. Y nos hemos sentido sorprendidos e indignados porque para algunos lo bueno es la cantidad, el número, mientras que la dignidad de la persona, el respeto a la libertad de los otros, la calidad de la fiesta fue ninguneada. No todo es la cantidad.
Hemos contemplado al niño Alfie, un bebé británico al que se le prohibió salir de s…