Ir al contenido principal

La Carta de la Semana (28/05/2015): "TODOS GANAN / NADIE PIERDE"


Llama poderosamente la atención cómo, tras unas elecciones, nadie pierde; todos ganan. Es normal que quienes hayan obtenido los mejores resultados de su historia lo celebren, pero es tan curioso como ordinario que quien los ha obtenido malos, encuentre el resquicio adecuado para descubrir el lado amable de la situación e interpretar los resultados como el mejor apoyo de quienes han seguido poniendo su confianza en su proyecto.

Si alguien gana o pierde tras unas elecciones democráticas es la sociedad al servicio de la que todos los partidos políticos postulan sus programas. A nadie se le ocurre pensar que los jugadores que no fueron convocados no han obtenido el mismo resultado tras el partido, ni que al final de temporada no sean todos campeones de la Liga. Todos ganan o todos pierden, hayan estado en el campo de juego o el banquillo. Es el bien común el objetivo de unas elecciones y no el bien del partido político al que se pertenece o al que se ha votado.

Por eso, cuando se negocia la formación del gobierno entre quienes han sido designados en las elecciones, resulta extraño al espíritu democrático la postura partidista del "reparto de poder" para alcanzar acuerdos. Es esa postura la que suele traducirse en descontento y frustración en los ciudadanos que, a la larga, terminamos sintiendo que "todos son lo mismo y van a lo mismo".

La persona, la familia, la sociedad, la cultura, la educación, la sanidad, la promoción y el desarrollo, la solidaridad, el bien común... El protagonismo lo deben tener el contenido de estos conceptos y no otra cosa. Y para alcanzar el bien de todos, no nos debe importar perder algo del considerado bien propio. Y eso tras las elecciones, cuando se hereda, cuando se organiza una fiesta, o en cualquier situación en la que nos realizamos las personas. 

El bien de todos, el bien de los demás. "Cuando un miembro padecer, todo el cuerpo está enfermo; cuando un miembro se alegra, todo el cuerpo hace fiesta" (1 Cor 12, 12-30)

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Carta de la Semana (8/6/2018): "MIEDO A LA TRASCENDENCIA"

Nadie debe sentirse obligado a realizar un público reconocimiento de la realidad divina si su conciencia se lo impide, por supuesto. Por ello, si D. Pedro Sánchez no considera que debe jurar el cargo, o siquiera prometerlo delante de signos religiosos, que no lo haga. No nos debe preocupar ni debemos dejar de respetar la libertad y la conciencia individual de cada una de las personas. Una sana laicidad admite esta posibilidad, y la contraria, desde el respeto a la libertad que nos garantiza a todos los españoles nuestra Constitución. Jure o prometa, lo importante es que respete el texto constitucional y sirva como presidente del Gobierno a todos los españoles, sean creyentes o no lo sean, respetando también, en su caso, nuestra libertad de conciencia y religiosa.

Lo que no debiera haber en nadie es miedo a Dios. Miedo a la trascendencia. Esa sutil sensación de que la religión no es buena, que la fe no humaniza, que la trascendencia es un impedimento a la libertad y no una verdadera pl…

La Carta de la Semana: (9/3/2018): «EL VIÑEDO DE RAQUEL»

Bienvenido todo esfuerzo por promover la equidad y la promoción de los derechos de la mujer. Bienvenido el grito feminista que busca desterrar el horroroso ocultamiento del genio femenino de la mitad de la humanidad. Mucho se ha andado en esta dirección durante los últimos siglos, pero aún queda camino por andar para que la humanidad sea un sano conjunto de hombres y mujeres libres e iguales, en el que las diferencias sean contempladas como riqueza y no como esquinas de debilidad y marginación. Dignos e iguales, dignos y diferentes. Bienvenido todo esfuerzo por conquistar la igualdad de derechos de todos los seres humanos.

No todo feminismo busca la promoción de la mujer. Es curioso que podamos decir esto. Hay feminismo a que olvidan aspectos fundamentales de la mujer y que, al negarlos, en lugar de libertad y bien siembran esclavitud y mal. Hay realidad vinculadas esencialmente a la mujer que no son promovidas, sino enterradas cultural y políticamente en muchos estados. Hará falta ge…

La Carta de la Semana (04/05/2018): "CANTIDAD Y CALIDAD"

En la reflexión Bioética en torno al final de la vida y los cuidados paliativos se suele utilizar aquel axioma que dice "no se trata de dar más años a la vida, sino más vida a los años". Porque en ocasiones le damos mucha importancia a la cantidad, pero a la postre la cantidad siempre es limitada. Lo que verdaderamente satisface nuestra vida es la calidad de los años vividos. Los números, por muchos que sean, siempre terminan, siempre son escasos. El el sabor con el que hemos vivido cada día de nuestra vida. Es la calidad, es la calidez...
Hemos contemplado esta pasada semana la memoria judicial de un gesto de la fiesta de San Fermín de hace dos años. Y nos hemos sentido sorprendidos e indignados porque para algunos lo bueno es la cantidad, el número, mientras que la dignidad de la persona, el respeto a la libertad de los otros, la calidad de la fiesta fue ninguneada. No todo es la cantidad.
Hemos contemplado al niño Alfie, un bebé británico al que se le prohibió salir de s…