Ir al contenido principal

La Carta de la Semana (10/04/2014): "SEMANA DE PASIÓN"


Decir "pasión" es decir muchas cosas: podemos referirnos a la actitud ciega del amor de la primera hora que obnubila la mente y acalora el corazón de forma arrebatada; podemos referirnos a la ilusión con la que cualquiera asume la realización de una obra o el objetivo de su dedicación; o también, podemos referirnos al dolor y sufrimiento que en ocasiones se hacen estragos en la vida de una persona recordándonos que somos vulnerables y finitos. ¿A cuál de estos sentidos se refiere el nombre de esta semana? Personalmente creo que a todos y a más...

Se conoce como "semana de Pasión" a la previa a la Semana Santa, tras el quinto domingo de Cuaresma. Una semana en la que en todas las parroquias se acelera la preparación próxima a las celebraciones del Triduo Santo con ejercicios espirituales o charlas cuaresmales. Durante las celebraciones de la Misa se usa ya el prefacio de Pasión, de donde recoge su nombre esta semana en la tradición de los católicos: Semana de Pasión.

La Semana Santa es una semana de vacaciones académicas. Sí, pero es algo más. Es una semana cargada de arte y recogimiento en nuestras calles. Sí, por supuesto, pero es algo más. Es una semana "apasionante", que desborda en el sentido cristiano una ilusión nueva cada vez que contemplamos y rememoramos aquellos acontecimientos finales de la vida de Jesús de Nazaret. El justo sufrió y padeció; su vida truncada nos grita que el aparente fracaso es un dato presente en el itinerario de cualquier vida humana. Pero al final, la maldad no vence; a la postre la vida triunfa. Como cada vez que se despierta la Primavera deja vencido el invierno y sus infértiles apariencias.

Una sociedad desapasionada, unas relaciones interpersonales frías y aburridas, una desgana académica o una apagada vida laboral, un futuro sin ilusión y sin entusiasmo creativo... ¿valdría la pena? ¿Quién rescatará las pasión para nuestras vidas?

¿De qué serviría una vida que no se viviera apasionadamente? Pasar los días como se pasan las aburridas páginas de un periódico viejo que entretiene la espera en la peluquería es una mala forma de existir. Hace falta pasión. Mucha pasión. Necesitamos sentir el arrebato de una amor que cumple con el diámetro real de nuestro corazón.

Y no basta sólo una semana de "Pasión".

Juan Pedro Rivero González
Rector del Seminario.
@juanpedrorivero

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Carta de la Semana (8/6/2018): "MIEDO A LA TRASCENDENCIA"

Nadie debe sentirse obligado a realizar un público reconocimiento de la realidad divina si su conciencia se lo impide, por supuesto. Por ello, si D. Pedro Sánchez no considera que debe jurar el cargo, o siquiera prometerlo delante de signos religiosos, que no lo haga. No nos debe preocupar ni debemos dejar de respetar la libertad y la conciencia individual de cada una de las personas. Una sana laicidad admite esta posibilidad, y la contraria, desde el respeto a la libertad que nos garantiza a todos los españoles nuestra Constitución. Jure o prometa, lo importante es que respete el texto constitucional y sirva como presidente del Gobierno a todos los españoles, sean creyentes o no lo sean, respetando también, en su caso, nuestra libertad de conciencia y religiosa.

Lo que no debiera haber en nadie es miedo a Dios. Miedo a la trascendencia. Esa sutil sensación de que la religión no es buena, que la fe no humaniza, que la trascendencia es un impedimento a la libertad y no una verdadera pl…

La Carta de la Semana: (9/3/2018): «EL VIÑEDO DE RAQUEL»

Bienvenido todo esfuerzo por promover la equidad y la promoción de los derechos de la mujer. Bienvenido el grito feminista que busca desterrar el horroroso ocultamiento del genio femenino de la mitad de la humanidad. Mucho se ha andado en esta dirección durante los últimos siglos, pero aún queda camino por andar para que la humanidad sea un sano conjunto de hombres y mujeres libres e iguales, en el que las diferencias sean contempladas como riqueza y no como esquinas de debilidad y marginación. Dignos e iguales, dignos y diferentes. Bienvenido todo esfuerzo por conquistar la igualdad de derechos de todos los seres humanos.

No todo feminismo busca la promoción de la mujer. Es curioso que podamos decir esto. Hay feminismo a que olvidan aspectos fundamentales de la mujer y que, al negarlos, en lugar de libertad y bien siembran esclavitud y mal. Hay realidad vinculadas esencialmente a la mujer que no son promovidas, sino enterradas cultural y políticamente en muchos estados. Hará falta ge…

La Carta de la Semana (04/05/2018): "CANTIDAD Y CALIDAD"

En la reflexión Bioética en torno al final de la vida y los cuidados paliativos se suele utilizar aquel axioma que dice "no se trata de dar más años a la vida, sino más vida a los años". Porque en ocasiones le damos mucha importancia a la cantidad, pero a la postre la cantidad siempre es limitada. Lo que verdaderamente satisface nuestra vida es la calidad de los años vividos. Los números, por muchos que sean, siempre terminan, siempre son escasos. El el sabor con el que hemos vivido cada día de nuestra vida. Es la calidad, es la calidez...
Hemos contemplado esta pasada semana la memoria judicial de un gesto de la fiesta de San Fermín de hace dos años. Y nos hemos sentido sorprendidos e indignados porque para algunos lo bueno es la cantidad, el número, mientras que la dignidad de la persona, el respeto a la libertad de los otros, la calidad de la fiesta fue ninguneada. No todo es la cantidad.
Hemos contemplado al niño Alfie, un bebé británico al que se le prohibió salir de s…