Ir al contenido principal

La Carta de la Semana (13/08/2015): "25 MUJERES ASESINADAS"

En lo que va de año, por violencia machista en el seno de la familia; 25 mujeres asesinadas y una cantidad más que elevada de hijos que también son víctimas y que mueren por la misma violencia que sufren sus madres. Todos mueren cuando muere la sensatez y se despierta la bestia que anida por dentro: matar a los hijos, matar a la mujer y atentar el suicidio final para que la muerte cierre la puerta al fracaso de una familia rota y atormentada. Los medios de comunicación han explicado recientemente que las principales víctimas son los menores, pues “haciéndole daño a los niños se quiere hacer daño a la ex-pareja”.

Un hogar que se rompe es siempre un mal que no debió suceder. Nadie inicia la vida matrimonial desde la violencia y el desamor. Pero falta hacer acopio de aquellos recursos necesarios para la convivencia sana y estable. Para que un matrimonio funcione no sólo basta la atracción sexual y el tener un trabajo que garantice cubrir las necesidades básicas. La convivencia no se reduce a una ciega noche de pasión repetida con frecuencia. Hace falta mucho más.

Las políticas familiares no deberías contentarse en ser sólo preventivas. Es necesario, pero sólo no basta. Deben ser propositivas y ofrecer los recursos para una convivencia sana. El diálogo, la capacidad de rehacer las relaciones, la empatía, la capacidad de renuncia en favor del otro, el respeto y la confianza, la fidelidad, son herramientas que hay que promover en cualquiera que atente públicamente compartir la vida con otra persona en matrimonio. No hace mucho resumía el Papa en tres palabras las actitudes que harán de un matrimonio una experiencia duradera y fructífera: “Por favor, gracias y perdón”. Ha de ser repetido muchas veces y ni renunciar a decirlas ni agotarse en el intento.

La única institución que ofrece un itinerario de preparación prematrimonial es la Iglesia. Y lo que hace es del todo insuficiente. Nos pasamos la vida estudiando para obtener un título que nos capacite para una profesión. Y, para la convivencia matrimonial, la preparación ¿puede reducirse a la inercia y espontaneidad de lo que la naturaleza y la buena voluntad nos ofrece? Hay cosas que deben ser tenidas en cuenta y cuidadas con esmero. Y no sólo por el bien de la pareja que convive en matrimonio, sino, sobre todo, por la salud y desarrollo armónico de los hijos. 

Será más o será menos, pero en una ruptura matrimonial siempre sufren los pequeños.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Carta de la Semana (8/6/2018): "MIEDO A LA TRASCENDENCIA"

Nadie debe sentirse obligado a realizar un público reconocimiento de la realidad divina si su conciencia se lo impide, por supuesto. Por ello, si D. Pedro Sánchez no considera que debe jurar el cargo, o siquiera prometerlo delante de signos religiosos, que no lo haga. No nos debe preocupar ni debemos dejar de respetar la libertad y la conciencia individual de cada una de las personas. Una sana laicidad admite esta posibilidad, y la contraria, desde el respeto a la libertad que nos garantiza a todos los españoles nuestra Constitución. Jure o prometa, lo importante es que respete el texto constitucional y sirva como presidente del Gobierno a todos los españoles, sean creyentes o no lo sean, respetando también, en su caso, nuestra libertad de conciencia y religiosa.

Lo que no debiera haber en nadie es miedo a Dios. Miedo a la trascendencia. Esa sutil sensación de que la religión no es buena, que la fe no humaniza, que la trascendencia es un impedimento a la libertad y no una verdadera pl…

La Carta de la Semana (20/7/2018): "HUMILDAD, COMFIANZA Y ESPERANZA"

Para comenzar cualquier actividad, cualquier obra, por muy experto que creamos ser, necesitamos tres actitudes o virtudes como tres patas necesita una butaca para equilibrar su capacidad de soportar al cansado.  Comenzar con humildad. Otros antes de ti ya han andado esos caminos. Otros ya tienen experiencias que pueden compartir contigo. Somos, como dice el filósofo, enanos a hombros de gigantes. La historia es un gigante sobre el que nos situamos y, ojalá, estiremos al gigante un poquito más, al menos no le estorbemos en su desarrollo natural. A la altura de la vida en sociedad en la que estamos, lo que otros han hecho es necesario conectarlo y acogerlo, entenderlo y asumirlo, si queremos empezar con buen pie. No se trata de escribir tu nombre en la historia de la humanidad, sino que la humanidad sea mejor cuando termine mi historia. Comenzar con confianza. Esa actitud que nace de la certeza de que las obras merecen un acto de fe. Dios es el primer interesado en que la realidad respond…

La Carta de la Semana (22/6/2018: "A UN MES DE TU NACIMIENTO, ESPERADA RUTH"

Estimada Ruth.
Entre la alegría esperanzada y la incertidumbre, te esperamos. Ya te haces notar en el vientre de tu mamá, porque llevas ocho meses creciendo en su interior y embelleciendo su condición de mujer. Ya estás a punto de llegar. Y tu cercanía genera una esperanza, una ilusión, una alegría. Eres un don y, como tal, generas alegría. Con tu nacimiento el mundo va ser diferente. Te esperamos con alegría.
Pero detrás de tu llegada surge la inevitable incertidumbre. Surgen preguntas sobre tu futuro, sobre cómo será tu historia y tu biografía, qué realidad vas a enfrentar. No lo sabemos. Deseamos lo mejor, pero sabemos que no solo el deseo de lo bueno va a garantizártelo. La inevitable incertidumbre...
De lo que sí estamos convencidos es de que te esperan tus padres. Naces en el seno de un matrimonio que se ama. Un amor que te ha generado desde el milagro increíble de una generación biológica. Te esperan tu familia, para la que eres su despliegue y desarrollo del futuro. Luego lle…