Ir al contenido principal

Agustín Domingo Moratalla: "Voto joven en la vieja Europa"

Según los últimos sondeos, la mayor parte de los ciudadanos que tienen ahora entre 18 y 24 años aún no tienen claro su voto el próximo domingo. Esta generación que vota por primera vez en las elecciones europeas no sólo muestra su indecisión en las encuestas sino que muestra sin recato su voluntad de abstenerse, como si la nueva Europa que les estamos construyendo no fuera con ellos. 

Eso sí, se trata de la generación que mejor conoce los aeropuertos y las zonas de la movida de las grandes ciudades europeas. Es la generación que mayor rendimiento ha sacado a las becas Erasmus y que se mueve por Europa con la misma facilidad con la que sus padres se movían por los pueblos de su comarca. Resulta curioso comprobar cómo se están aprovechando de los esfuerzos de generaciones anteriores para conocer Europa como la palma de la mano y luego no quieren implicarse en los procesos electorales. Algo ha fallado en nuestra educación cuando no hemos conseguido despertarles el entusiasmo por la historia de las instituciones europeas, por una vida parlamentaria de grandes dimensiones y por un horizonte geopolítico europeísta cada vez más urgente y necesario.

Se creen que el proyecto europeo es un mecanismo automático que funciona solo, sin pilas y sin necesidad de darle cuerda. Se creen que siempre ha existido esta unión monetaria, que la tarjeta sanitaria que les permite moverse ha salido de la nada, que las garantías que tienen como consumidores, usuarios de servicios o ciudadanos han existido desde siempre en esta parte del planeta. Aunque más del 63% diga que no se siente interesado por Europa, todos la están usufructuando, incluso aquellos que han salido en busca de algún empleo y no tienen ni siquiera la dignidad laboral del antiguo proletariado.

No se trata de una generación euroescéptica porque de una u otra forma tienen cierta fe en el proyecto. Ahora bien, no se trata de una fe ciega sino frágil y vulnerable porque las instituciones europeas no han puesto en marcha la pedagogía necesaria. Será difícil que lo hagan si los padres y maestros nos desentendemos de los procesos electorales que nos permiten participar de alguna forma. Aunque haya poco tiempo para deliberar y argumentar sobre programas, personas y proyectos, aún tenemos tiempo para movilizar el voto y ejercer el sano deporte de la participación.

Agustín DOMINGO MORATALLA
Para el viernes 23 de mayo de 2014, en LAS PROVINCIAS. GRUPO VOCENTO

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Carta de la Semana (8/6/2018): "MIEDO A LA TRASCENDENCIA"

Nadie debe sentirse obligado a realizar un público reconocimiento de la realidad divina si su conciencia se lo impide, por supuesto. Por ello, si D. Pedro Sánchez no considera que debe jurar el cargo, o siquiera prometerlo delante de signos religiosos, que no lo haga. No nos debe preocupar ni debemos dejar de respetar la libertad y la conciencia individual de cada una de las personas. Una sana laicidad admite esta posibilidad, y la contraria, desde el respeto a la libertad que nos garantiza a todos los españoles nuestra Constitución. Jure o prometa, lo importante es que respete el texto constitucional y sirva como presidente del Gobierno a todos los españoles, sean creyentes o no lo sean, respetando también, en su caso, nuestra libertad de conciencia y religiosa.

Lo que no debiera haber en nadie es miedo a Dios. Miedo a la trascendencia. Esa sutil sensación de que la religión no es buena, que la fe no humaniza, que la trascendencia es un impedimento a la libertad y no una verdadera pl…

La Carta de la Semana: (9/3/2018): «EL VIÑEDO DE RAQUEL»

Bienvenido todo esfuerzo por promover la equidad y la promoción de los derechos de la mujer. Bienvenido el grito feminista que busca desterrar el horroroso ocultamiento del genio femenino de la mitad de la humanidad. Mucho se ha andado en esta dirección durante los últimos siglos, pero aún queda camino por andar para que la humanidad sea un sano conjunto de hombres y mujeres libres e iguales, en el que las diferencias sean contempladas como riqueza y no como esquinas de debilidad y marginación. Dignos e iguales, dignos y diferentes. Bienvenido todo esfuerzo por conquistar la igualdad de derechos de todos los seres humanos.

No todo feminismo busca la promoción de la mujer. Es curioso que podamos decir esto. Hay feminismo a que olvidan aspectos fundamentales de la mujer y que, al negarlos, en lugar de libertad y bien siembran esclavitud y mal. Hay realidad vinculadas esencialmente a la mujer que no son promovidas, sino enterradas cultural y políticamente en muchos estados. Hará falta ge…

La Carta de la Semana (04/05/2018): "CANTIDAD Y CALIDAD"

En la reflexión Bioética en torno al final de la vida y los cuidados paliativos se suele utilizar aquel axioma que dice "no se trata de dar más años a la vida, sino más vida a los años". Porque en ocasiones le damos mucha importancia a la cantidad, pero a la postre la cantidad siempre es limitada. Lo que verdaderamente satisface nuestra vida es la calidad de los años vividos. Los números, por muchos que sean, siempre terminan, siempre son escasos. El el sabor con el que hemos vivido cada día de nuestra vida. Es la calidad, es la calidez...
Hemos contemplado esta pasada semana la memoria judicial de un gesto de la fiesta de San Fermín de hace dos años. Y nos hemos sentido sorprendidos e indignados porque para algunos lo bueno es la cantidad, el número, mientras que la dignidad de la persona, el respeto a la libertad de los otros, la calidad de la fiesta fue ninguneada. No todo es la cantidad.
Hemos contemplado al niño Alfie, un bebé británico al que se le prohibió salir de s…