Ir al contenido principal

La Carta de la Semana (17/04/2014): “LA AUTOCARAVANA”


Si estos días nos damos un paseo por la costa de nuestras islas nos resultarán familiares la cantidad de autocaravanas que flanquean cualquier playa o cala insular. Las hay de muchos tipos, con más o menos capacidad, con mayores o menores servicios a bordo…, pero todas con la pretensión de ofrecer al usuario la posibilidad de acampar y pasar unos días en un ambiente sin estrés, vinculado a la naturaleza, en el que reponerse de los agobios ordinarios en estas mini-vacaciones.

Es el hábito del caracol. Experimentar que nos movemos con la casa a cuesta y unir a este estilo de descanso la incomodidad como efecto terapéutico. Sí, es curioso. Nos desestresa la vivencia de la precariedad. Renunciar a las acostumbradas comodidades y descubrir que uno es capaz de pasarlo bien con muchísimas menos cosas de las que aparentemente usamos. Es, de alguna manera, un ayuno cuaresmal.

Cuánto bien le hace a un joven una acampada. Con cuántas menos cosas se puede disfrutar… Pareciera que se confirma la dimensión antropológica de la necesidad de austeridad expresada en tradiciones religiosas como el “ramadán” o la “cuaresma” como itinerarios de purificación y de toma de contacto con la necesidad de eliminar lo sobrante de una vida insolidaria y excesivamente pendiente de lo material. Le hace falta al espíritu humano tomas contacto con lo espiritual, lo encontremos manifestado en la naturaleza que nos desborda o en los elementos celebrativos.

Tal vez una autocaravana aparcada estos días en nuestras costas pudiera contemplarse como un sacramental, como un signo externo de la demanda espiritual que precisamos. Una catarsis que los católicos experimentamos cada vez que conmemoramos que Jesús lo perdió todo, se quedó sin nada, para concedernos la totalidad y plenitud al resto. Eso celebramos en tantos pasos procesionales de la Semana Santa.

Para mí existe la certeza, ese ámbito en el que todas demandas de nuestro espíritu quedas alcanzadas. Cuando en la noche del Sábado Santo las tinieblas se rompan por la débil fuerza de un cirio bendecido, la certeza celebrada de la Resurrección de Jesús generará un impulso de esperanza que corresponde al deseo profundo de nuestro corazón.

Entonces ya toda la vida será vivida en una autocaravana en la que todos cabremos.

@juanpedrorivero
Rector del Seminario

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Carta de la Semana (8/6/2018): "MIEDO A LA TRASCENDENCIA"

Nadie debe sentirse obligado a realizar un público reconocimiento de la realidad divina si su conciencia se lo impide, por supuesto. Por ello, si D. Pedro Sánchez no considera que debe jurar el cargo, o siquiera prometerlo delante de signos religiosos, que no lo haga. No nos debe preocupar ni debemos dejar de respetar la libertad y la conciencia individual de cada una de las personas. Una sana laicidad admite esta posibilidad, y la contraria, desde el respeto a la libertad que nos garantiza a todos los españoles nuestra Constitución. Jure o prometa, lo importante es que respete el texto constitucional y sirva como presidente del Gobierno a todos los españoles, sean creyentes o no lo sean, respetando también, en su caso, nuestra libertad de conciencia y religiosa.

Lo que no debiera haber en nadie es miedo a Dios. Miedo a la trascendencia. Esa sutil sensación de que la religión no es buena, que la fe no humaniza, que la trascendencia es un impedimento a la libertad y no una verdadera pl…

La Carta de la Semana (20/7/2018): "HUMILDAD, COMFIANZA Y ESPERANZA"

Para comenzar cualquier actividad, cualquier obra, por muy experto que creamos ser, necesitamos tres actitudes o virtudes como tres patas necesita una butaca para equilibrar su capacidad de soportar al cansado.  Comenzar con humildad. Otros antes de ti ya han andado esos caminos. Otros ya tienen experiencias que pueden compartir contigo. Somos, como dice el filósofo, enanos a hombros de gigantes. La historia es un gigante sobre el que nos situamos y, ojalá, estiremos al gigante un poquito más, al menos no le estorbemos en su desarrollo natural. A la altura de la vida en sociedad en la que estamos, lo que otros han hecho es necesario conectarlo y acogerlo, entenderlo y asumirlo, si queremos empezar con buen pie. No se trata de escribir tu nombre en la historia de la humanidad, sino que la humanidad sea mejor cuando termine mi historia. Comenzar con confianza. Esa actitud que nace de la certeza de que las obras merecen un acto de fe. Dios es el primer interesado en que la realidad respond…

La Carta de la Semana (22/6/2018: "A UN MES DE TU NACIMIENTO, ESPERADA RUTH"

Estimada Ruth.
Entre la alegría esperanzada y la incertidumbre, te esperamos. Ya te haces notar en el vientre de tu mamá, porque llevas ocho meses creciendo en su interior y embelleciendo su condición de mujer. Ya estás a punto de llegar. Y tu cercanía genera una esperanza, una ilusión, una alegría. Eres un don y, como tal, generas alegría. Con tu nacimiento el mundo va ser diferente. Te esperamos con alegría.
Pero detrás de tu llegada surge la inevitable incertidumbre. Surgen preguntas sobre tu futuro, sobre cómo será tu historia y tu biografía, qué realidad vas a enfrentar. No lo sabemos. Deseamos lo mejor, pero sabemos que no solo el deseo de lo bueno va a garantizártelo. La inevitable incertidumbre...
De lo que sí estamos convencidos es de que te esperan tus padres. Naces en el seno de un matrimonio que se ama. Un amor que te ha generado desde el milagro increíble de una generación biológica. Te esperan tu familia, para la que eres su despliegue y desarrollo del futuro. Luego lle…